Seattle Sidekick es un servicio de asistencia personal del hogar y negocios. El cliente quería un enfoque fresco y cercano, una identidad que tuviera un icono memorable que representara la esencia del servicio. El concepto con el que se trabajó fue ‘being in two places at once’ – estar en dos lugares a la vez”, de esa idea se desarrolló la identidad visual y el claim de la marca.