Un estudio de arquitectura se puso en contacto con nosotras para el desarrollo gráfico del proyecto de la última farmacia que había caído en sus manos. ¡Qué decimos una farmacia! ¡LA farmacia! 800 metros cuadrados con ortopedia, dermoestética, nutrición… Para un proyecto de esas dimensiones hacía falta algo potente. El concepto arquitectónico lo tenían muy claro: un paseo por un bosque. Fue sencillo recoger aquel concepto y buscarle un recorrido gráfico que llevara finalmente a GOLZARRI, la fuente de la salud. El hexágono era un elemento arquitectónico de importante relevancia que utilizamos para la construcción de la iconografía consiguiendo así el puente de unión entre lo arquitectónico y lo comunicativo. Y como siempre, cuando hay un buen concepto, todo va sobre ruedas. La tipografía, diseñada especialmente para el cliente, bebe de fuentes tradicionalmente vascas y busca la verticalidad de los árboles de nuestros bosques (del mismo modo que lo hace la papelería o las columnas del establecimeinto). Un proyecto con ubicación en Mungia que nos ha traído satisfacciones y el inicio de una colaboración muy interesante con esta pareja de arquitectos que entienden la creatividad muy al modo de la consulta.