Fotoprix tiene una trayectoria de más de 30 años asociada al mundo de la fotografía. Ser adquirida por un nuevo propietario propició un cambio de modelo de negocio y un cambio de filosofía. Pasaba de ser una marca centrada en los aspectos técnicos de la fotografía para ser una marca centrada en las personas y sus experiencias vitales. El reto era rediseñar y reposicionar de arriba a abajo toda la marca Fotoprix.